¿Quién redactó la sentencia?

Lo que se podría considerar el peor acto de corrupción en la historia del sistema judicial del país, por las implicaciones para la libertad de prensa y de opinión y por los antecedentes, ha sido banalizado por el Gobierno, por el presidente de la República y el secretario de Comunicación, específicamente, que han ironizado sobre la denuncia de Joffre Campaña, abogado de diario El Universo.

Por medio de su abogado, Joffre Campaña, ese diario ha demandado a Paredes por Falsedad Ideológica y Prevaricato, y través de una acción de medidas cautelares; la defensa del rotativo clonó el disco duro del computador del Juzgado XV de lo Penal de Guayas donde se habría elaborado la sentencia.

El abogado Campaña, con los resultados del peritaje, denunció públicamente que en una computadora ajena al Juzgado Décimoquinto fue redactada la sentencia de 156 páginas en la que el juez temporal Paredes ordena la prisión de tres años contra el ex editor de Opinión de El Universo, Emilio Palacio, y sus tres directivos, Carlos César y Nicolás Pérez, además del pago de $40 millones al presidente de la República en el juicio que el mandatario les siguió a título personal, por las supuestas injurias calumniosas publicadas en una columna de opinión de ese matutino.

Esa sentencia se hizo usando un sistema operativo pirata conocido como Chucky Seven, según el peritaje hecho a la copia del disco duró de la computadora del Juzgado; es decir, que el autor de la sentencia no sería el juez Paredes, o no la hizo él solo.

Los abogados del presidente también han desestimado la denuncia y han dicho que todo es parte de un show para evadir responsabilidades, pero la investigación que sigue la Fiscalía está demostrando otra cosa.

Si todo es un show, como dice el Gobierno, es inexplicable que ahora se requiera el permiso del Consejo de la Judicatura para hacer el peritaje de las otras computadoras de las salas donde es conjuez Gutemberg Vera, abogado del presidente en el juicio que sigue a título personal.
Y tampoco es explicable que el juez Juan Paredes no haya salido a hacer frente a la denuncia. Ayer, por ejemplo, solo compareció su abogado. “El juez (Juan) Paredes, en el momento que tenga que declarar ante el fiscal lo va a decir (donde elaboró la sentencia a favor del presidente Correa), él será el único responsable porque es el autor”, dijo José Alejandro Chica que se presentó como su defensor ante la prensa. “No es un acto delictuoso” trabajar fuera del despacho de un juzgado, sin llevarse los cuerpos procesales, dijo Chica Entonces la pregunta que ahora nadie puede responder es ¿quién redacto la sentencia?, 0 ¿quién está atrás de Chucky Seven?

Simon Pachano: Pichi-Chucky

Generalmente tendemos a asociar a las buenas noticias con novedades y con hechos que se han producido minutos antes, pero hay algunas que llegan a ser excelentes porque tratan del pasado. Son las que devuelven la memoria y, de esa manera, hacen menos probable la repetición de los errores. Una de estas es la que circuló hace pocos días, cuando se supo que la Corte Interamericana de Derechos Humanos estaría a punto de sancionar a los responsables de los hechos que, hace casi siete años, desembocaron en la instauración de la Pichicorte.

La primera razón para considerarla como buena noticia es que la CIDH nos despertó de la amnesia generalizada. Por diversas causas, entre las que destaca la apatía colectiva, habíamos tomado como algo normal que los personajes que provocaron uno de los daños más graves a la precaria convivencia nacional caminaran entre nosotros y, como si eso fuera poco, que se mantuvieran en los primeros planos de la escena política. Sin procesos en los juzgados, sin la sanción moral de la sociedad, ellos podían pontificar en los medios acerca de la metida de la mano del actual Gobierno en la justicia, confiados en que nadie iba a reclamarles por su manotazo de esos tiempos. Incluso cuando se anunció la posible sanción de la CIDH, el exdictócrata pudo acudir al “yo no fui” que tan buenos resultados le ha dado. No quiere que se recuerde la convicción con que defendía el golpe dado por medio del Congreso (una convicción, vale decirlo, que tuvo su propia estética cuando bailó el conejito acompañado de figuras que ahora tienen las manos limpias y los corazones ardientes).

Otra razón para calificarla como excelente noticia es que la Corte Interamericana nos hizo saber que el paso del tiempo no garantiza la impunidad. De este aviso deberían acusar recibo todos los que jugaron alegremente con las instituciones y, en última instancia, con la democracia. Mucho más si, como se anuncia, es probable que dentro de poco haya otra noticia similar con respecto a la destitución de los cincuenta y siete diputados. La violación a la Constitución y a los derechos fue tan evidente en este caso como en el de la Pichicorte, de manera que la CIDH podrá aplicar criterios similares en ambos. Que uno y otro hayan pasado a formar parte de nuestra normalidad y hayan tomado carta de naturalización no fue suficiente para asegurar que sus autores quedaran eternamente sin sanción.

Sin embargo, la buena noticia puede empañarse en el momento en que el Estado tenga que asumir los costos de reparación. Obviamente podría acudir al principio de repetición, por el que los responsables deberían asumir esos costos, pero es poco probable que eso suceda bajo el actual Gobierno. Ellos saben que ese será un precedente imposible de ignorar en el caso de los diputados destituidos y, en un futuro no muy lejano, en el que se derivará del disco de Chucky-Seven. Pero, aún así, no deja de ser buena noticia para lo que se viene.

Fuente: http://www.eluniverso.com/2011/09/12/1/1363/pichi-chucky.html

 

Advertisements

~ by FSVSF Admin on 13 September, 2011.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: