Japón: Comienza una nueva matanza anual de delfines en Taiji

El primero de septiembre no sólo es el comienzo del final de otro verano, sino también el comienzo de la nueva y temida temporada de caza en Taiji, Japón. La batida de caza de delfines en Taiji está lista para comenzar el 1 de septiembre y se extenderá hasta abril o más allá.

En Whale and Dolphin Conservation Society (WDCS) ya están preparados para realizar informes desde el terreno, a la vez que intentan reflexionar sobre la complejidad de este asunto y, en última instancia, esforzarse para detener esta brutal cacería. La cacería de delfines es un brutal recordatorio de que tenemos un largo camino que recorrer para garantizar un futuro seguro para todos los cetáceos.

Esta práctica consiste en el devastadoramente cruel acorralamiento de los delfines en el mar llevándolos a los límites de una cala en Taiji. Aquí se matan por su carne o mantienen vivos para la venta a parques marinos y acuarios de todo el mundo. Las cuotas anuales del gobierno para estas cacerías dirigidas llegan a miles, donde pequeñas ballenas y delfines de varias especies como delfines mulares, delfines rayados, delfines moteados, falsas orcas y ballenas piloto de aleta, se acorralan y matan. Algunos son capturados con vida para la industria del cautiverio.

Durante una misión en Japón, Hardy Jones descubrió y documentó la masacre ritual de delfines salvajes. Su fotografía submarina cuenta con la gracia y la belleza de uno de los animales más inteligentes de la naturaleza. Debido a los esfuerzos de gente como Hardy Jones, historias de los medios acerca de la masacre han atraído la atención del mundo y la caza se ha limitado a un solo pueblo.

El número total de delfines capturados la pasada temporada, y en el transcurso de los últimos diez años, se puede encontrar en un informe (PDF 871,5 Kb) proporcionado por Elsa Nature Conservancy.Más de 1.200 delfines murieron en la temporada de caza 2010-2011. Las cifras no oficiales proporcionadas por autoridades de la prefectura de Wakayama, y por los observadores sobre el terreno, indican que la temporada pasada al menos 150 delfines fueron capturados vivos para acuarios. Además, de acuerdo con las autoridades de Wakayama, 68 ballenas piloto de aleta fueron sacrificadas por su carne y 6 ballenas piloto de aleta fueron capturadas vivas para acuarios durante una prolongación del período de caza que se produjo la pasada temporada del 2 al 31 de mayo (ver vídeo de abajo).

Los delfines de la cacería se envían dentro de Japón y a todo el mundo para mantenerlos en cautiverio para exhibición o programas de natación con delfines. Las más recientes capturas de delfines de las cacerías de Taiji ha sido enviadas a Egipto, Ucrania, Armenia, Tailandia, Arabia Saudita, Turquía, Irán y China. WDCS también está investigando la importación en 2010 de delfines nariz de botella para la exhibición en el delfinario de Constanta en Rumania desde el Acuario de Beijing en China. Aunque las autoridades rumanas han declarado que estos animales han nacido en cautiverio, como el Acuario de Beijing muestra delfines capturados en el Japón la unidad de caza de WDCS está preocupada por el impacto más amplio que la demanda internacional de delfines cautivos produce en la continuación de la caza.

No hay señales de que las autoridades locales suspenderán las cacerías y, de hecho, la policía local se prepara para la llegada de los manifestantes que van convergiendo a Taiji, ya incluso antes del lanzamiento internacional de The Cove, realizada por Ric O’Barry que también estará este año en Taiji, en junio de 2009. Posteriormente, la película ganó un Oscar por el Mejor Documental en marzo de 2010 y ha motivado un movimiento internacional y de visitantes japoneses a la ciudad con la esperanza de ser testigos y encontrar una solución a estas cacerías extremadamente inhumanas.

Aunque Taiji es actualmente el principal bastión de la caza de delfines en Japón, también existe la posibilidad de que el pueblo de Futo reinicie de nuevo su campaña de caza. Futo todavía mantiene su cuota de cerca de 400 delfines y se permitiría el ejercicio de la caza. La caza del último ejemplar se llevó a cabo en 2004, cuando 14 delfines nariz de botella fueron vendidos a los acuarios, cinco fueron muertos con fines de investigación y distribuidos para el consumo local y un delfín fue puesto en libertad después de colocarle transmisores. Al menos cinco delfines murieron de shock. Además, las fuentes indican que todavía está pendiente la autorización que permitiría obtener orcas para los acuarios durante la cacería.

The Cove expone no sólo la tragedia de la matanza de delfines en Japón, sino también los niveles peligrosamente altos de mercurio en la carne de delfín y pescado, la crueldad en la captura de delfines para el entretenimiento, y el agotamiento de nuestros océanos por la pesca de consumo de pescado en todo el mundo. También vemos cómo el mandato de la Comisión Ballenera Internacional ha sido manipulado por la Agencia Japonesa de Pesca para su beneficio y su consiguiente efecto sobre el resto del mundo.

Source:http://www.nuevastecnologias.com/japon-comienza-una-nueva-matanza-anual-de-delfines-en-taiji-31-08-2011/

Advertisements

~ by FSVSF Admin on 1 September, 2011.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: